Una menstruación sostenible: un símbolo de libertad

Archivado en: Noticias EARTH
Fecha: 29 de abril de 2020

Cuando Chi Brenda (Promoción 2021, Camerún) llegó a EARTH, comenzó a aprender muchas cosas sobre el mundo y sobre sí misma. Había dejado su país para llegar a Costa Rica y poder convertirse en una lideresa de cambio y una ingeniera agrónoma. Tan pronto como llegó, se dio cuenta de que debía ser resiliente para escuchar a sus compañeros y compañeras, provenientes de más de 30 países. Debía de escucharlos y adaptarse a culturas, creencias y costumbres cotidianas distintas a las suyas. Entre tanto, Brenda decidió apropiarse y hacer parte de su vida todo aquello que la hiciera crecer.

Retrato de Brenda.

Y Brenda creció. Creció como lideresa y como estudiante de agronomía, pero principalmente como mujer. Años atrás, Brenda odiaba ser mujer. Una vez al mes, cuando llegaba su menstruación, se preguntaba un sinfín de veces porqué ser una chica tenía que ser tan doloroso, tan incómodo, tan sucio. Cuando esos días llegaban, Brenda faltaba al colegio, como lo hacen tantas chicas en Camerún y en otros países. Faltaba al colegio y, durante los siete meses de sequía, caminaba muchos kilómetros para poder llegar a un río que casi siempre estaba sucio, y poder tomar un baño.

Brenda con las participantes de uno de sus talleres.

Brenda con las participantes de uno de sus talleres.

En su primer año de carrera en EARTH, una vez en clase, hablaban sobre la contaminación que producen las toallas y los tampones y sobre lo importante que es buscar otras alternativas, sostenibles, económicas y de fácil acceso para todas las mujeres del mundo. Una de sus compañeras habló sobre el uso de la copa menstrual y así fue como Brenda decidió cambiar sus hábitos y usarla. No fue fácil para ella, viene de un país en el que los estigmas alrededor de la virginidad y la sexualidad son grandes, y en el que la falta de educación hace que las mujeres se enfrenten a mayores retos para conocer su cuerpo y cuidar su menstruación.

Brenda promueve el uso de la copa menstrual.

Brenda promueve el uso de la copa menstrual.

Brenda quiso compartir todos sus conocimientos y todas las facilidades que ofrecen las copas y las toallas reutilizables con las mujeres de su país. Con la ayuda de la organización Iron Kids of the World, nació el proyecto Iron Girls of Cameroon. Brenda recibió capacitaciones sobre sexualidad, ciclo menstrual y comunicación. Viajó a Camerún y organizó talleres en una escuela y en zonas rurales para contarle a las mujeres sobre los métodos alternativos. La empresa costarricense Cíclica CR le ayudó a conseguir copas para que pudiera llevar a Camerún y ofrecerlas a las mujeres de manera gratuita. Además, la Universidad EARTH le ayudó con recursos económicos para poder transportarse por diferentes zonas del país y para dar refrigerios a las asistentes de los talleres. La oficina de Asuntos Estudiantiles aconsejó a Brenda durante todo el proceso. Ella dice que la Universidad la ha formado para poder acercarse sin miedo a las comunidades y para buscar siempre las maneras de tener una vida sostenible.

Según la UNESCO, una de cada 10 chicas africanas pierde al menos cuatro días lectivos al mes. El tabú hacia la menstruación y el poco acceso a productos de higiene menstrual, son las principales razones por las que muchas de ellas abandonan escuelas y colegios. Brenda quiere que niñas y mujeres se empoderen, que conozcan su cuerpo, que se liberen, que se eduquen y pierdan los miedos. Por eso sueña con que su proyecto crezca: por un mundo más sostenible, por un mundo lleno de mujeres libres.