Educación para el emprendimiento y el liderazgo transformacional en Pocora de Guácimo

Archivado en: Noticias EARTH
Fecha: 28 de junio de 2019

Con entusiasmo y determinación, 26 jóvenes del Liceo de Pocora de Guácimo, con edades entre los 15 y 23 años, trabajan en la construcción de ideas de negocios para ejecutarse en su comunidad. Ellos sueñan en convertirse en emprendedores y sus deseos están cada vez más cerca, gracias al programa de emprendimiento juvenil, Promoviendo Futuras Empresas Rurales.

Esta iniciativa nace de la alianza de la Universidad EARTH con la Embajada de los Estados Unidos de Norte América en Costa Rica y está enfocada en facilitar oportunidades para que los jóvenes puedan mejorar sus condiciones y de esta manera acceder a un futuro mejor desde el espíritu empresarial. En un periodo de siete meses, el cual inició en abril, los estudiantes recibirán talleres y capacitaciones en tres ejes temáticos: empoderamiento, innovación y modelo de negocio. Al finalizar el programa, los jóvenes presentarán sus planes de negocio, los cuales deberán ser financiables y escalables. De todos ellos, se escogerán cinco proyectos para asignarles $500 de capital semilla, con el objetivo de echar a andar el negocio.

“El apoyo al desarrollo sostenible y el crecimiento comercial que beneficie la prosperidad de Costa Rica es una de las metas principales del gobierno de Estados Unidos. El proyecto, liderado por la Fundación EARTH, es clave en este esfuerzo por proveer a jóvenes en poblaciones vulnerables de la experiencia y herramientas necesarias para poder liderar sus propios emprendimientos. En este sentido, la Universidad EARTH representa una plataforma dónde convergen muchos aliados clave en las regiones de Limón y Guanacaste, para llevar mayores oportunidades a estas poblaciones, que permitan generar un efecto multiplicador entre los jóvenes de la región en pro de una mentalidad empresarial y autodeterminada”, indicó la Oficina de Asuntos Públicos de la Embajada de los Estados Unidos.

Desde el eje del empoderamiento, se les da herramientas a los jóvenes para dignificar el medio rural y también se les enseña a enfrentar sus miedos.  Se trabaja con ellos el desarrollo de habilidades blandas, el liderazgo, así como los valores de solidaridad y pasión. Los contenidos de innovación se enfocan en incentivar la innovación disruptiva junto a las habilidades de diseño creativo con herramientas de design thinking y planificación estratégica. Por otro lado, desde el eje de modelo de negocio, se les prepara para identificar oportunidades de mercado, manejar herramientas básicas de mercadotecnia, costos, presupuestos y evaluación de proyectos. Todos estos ejes se acompañan de capacitaciones sobre figuras organizativas y de encadenamientos que les permitan generar oportunidades de empleo en las zonas donde viven.

“Buscamos aumentar nuestro impacto y avanzar en la educación para el liderazgo para transformar áreas rurales. Me motiva ver el impacto directo que estamos generando desde la Universidad. Es maravilloso ver la confianza que van desarrollando los jóvenes. Se sienten escuchados y respaldados. Conocen su potencial, saben que nos importan como personas. Podemos dejar una huella en sus vidas y ellos a su vez en las suyas y las de sus familias y comunidades”, explica Karina Poveda, coordinadora del programa desde EARTH Futures.

El proyecto tiene un alto componente de alianzas estratégicas para poder maximizar el aprendizaje que los jóvenes van a tener y también para fortalecer el impacto de las organizaciones involucradas en temas de emprendimiento. De esta manera, no solamente la Universidad y la Embajada participan en el proyecto, sino también hay vinculación y alianzas con otras organizaciones de carácter nacional e internacional como lo son Yo EmprendedorGlobal Shapers y Nosotras Woman Connecting.

Ideas de alto potencial e impacto

Los estudiantes que participan en el programa pasaron por un proceso de selección en el que demostraron interés genuino y espíritu empresarial, así como deseos de superación y aspiración por hacer surgir a su comunidad.

  • Sharlotte Baltodano tiene 15 años y es una de las jóvenes mujeres participantes, las cuales representan el 60 % del total. Actualmente, lidera el programa de manejo de residuos en su colegio y sueña con ser empresaria del sector de moda en el país.Yo quiero crear una línea de moda que no sea contaminante. Quiero hacer algo sostenible y no contaminar más. Sé que el sector textil es poco responsable ambientalmente y deseo ofrecer una alternativa. Me da mucha ilusión verme como una empresaria de moda sostenible en el futuro. Con este programa tuve la oportunidad de ir de gira al evento Women Connecting y allí reforcé mi idea.  Quiero buscar la manera de hacer de ese emprendimiento un negocio no contaminante. El programa ha sido una manera muy bonita de aprender.  Quienes han llegado a darnos capacitaciones nos han tratado muy bien nos han dado mucho conocimiento y también atienden nuestras consultas. Estoy muy feliz. Pienso que me espera un gran futuro y mientras haya oportunidades no voy a dejar de intentarlo”, explicó Sharlotte.
  • Wendy Rojas Rocha tiene 17 años, cursa el último año se secundaria y ya se encuentra ejecutando un emprendimiento. “Tengo una miniempresa dedicada al diseño y venta de terrarios, se llama Craft and Plants. Mi socio hace artesanías de bambú y juntos los preparamos. Este programa me ha ayudado a fortalecer mi negocio, cada sesión ha sido interesante. Hemos aprendido cómo producir y construir las ideas. Me ha hecho salir de mi zona de confort”, cuenta Wendy con entusiasmo.
  • Ruslan Carpio Jiménez, de 16 años, está convencido de que muy pronto desarrollará su idea e implementará el plan en el que está trabajando. “Para mí esta iniciativa significa mucho pues me gustaría poder ayudar a otros en mi comunidad desde mi proyecto empresarial. Se trata de una panadería que se llamará Sana. Mi deseo es hacer productos libres de gluten y bajos en azúcar. En las capacitaciones hemos aprendido mucho, nos han dado herramientas específicas que ayudan a tener una visión clara de lo que quiero emprender, por ejemplo, a mí las tácticas de design thinking me han ayudado mucho a definir el proyecto. Nunca imaginé estar en un proyecto así. Las personas que vienen de la Universidad y de las otras organizaciones, han sido buenísimas. Estoy comprometido, durante vacaciones de medio periodo trabajaré para ahorrar lo necesario e ir haciendo crecer el ahorro de capital semilla para crear mi negocio.

Desde la Universidad EARTH y con una clara visión de una estrategia más global a futuro, se está diseñando y consolidando un novedoso modelo para el emprendimiento juvenil en zonas rurales; siempre con la vista puesta en escalarlo y replicarlo en otras comunidades como parte de la promesa de valor de desarrollo sostenible que propone EARTH Futures.

Gracias a la Embajada de los Estados Unidos en Costa Rica y la gente de los Estados Unidos por su apoyo en hacer posible este programa.