Premio a la sostenibilidad 2017 en manos ecuatorianas

Archivado en: Noticias EARTH
Fecha: 18 de enero de 2018

Yaku Thani (‘agua sana’ en quechua) es el proyecto ganador del Premio a la Sostenibilidad 2017, entregado por la Universidad EARTH y The Sustainability Lab.

Kalem García y Jhoselyn Mendoza, en una presentación de su proyecto durante la visita de la ingeniera costarricense de la NASA Sandra Cauffman, en 2016.

Kalem García y Jhoselyn Mendoza, en una presentación de su proyecto durante la visita de la ingeniera costarricense de la NASA Sandra Cauffman, en 2016.

Kalem García (Promoción 2017, Ecuador) y Jhoselyn Mendoza (Promoción 2017, Ecuador) son las acreedoras de $10 mil en efectivo gracias a su diseño de un instrumento que permite el cambio de agua salada a agua apta para el uso y consumo humano, mediante la aplicación de energías renovables y técnicas de desalinización.

Para las chicas, la necesidad de construir un artefacto como este surge después del devastador terremoto de magnitud 7.8 que azotó Ecuador el 16 de abril de 2016. Después de la catástrofe y a pesar de vivir rodeados de tanta agua, los damnificados estaban teniendo problemas con el suministro potable.

El diseño se basó en un sistema que genera energía a partir de la gasificación de fibra de coco como biomasa, para que junto con un mecanismo desalinizador compuesto por un evaporador y un condensador, se pueda obtener agua libre de sal.

Para realizar el proyecto, Kalem y Jhoselyn desarrollaron la propuesta enfatizándose en cinco puntos:

  1. Investigar las necesidades de los residentes de las zonas costeras del Ecuador.
  2. Identificar el problema (disponibilidad del agua para uso y consumo).
  3. Inventar el instrumento.
  4. Construir o fabricar el artefacto.
  5. Evaluar diferentes tratamientos de fibra de coco y medir los resultados finales en la calidad del agua.

 

Al final, el Yaku Thani logró desalinizar 88% del agua en 78 minutos, con una muestra de fibra de coco de tamaño medio.

“Al saber que habíamos ganado, Kalem y yo nos miramos con incredulidad. Siendo sinceras, tratábamos de no tener expectativas muy altas, no nos esperábamos una noticia así”, dice Mendoza.

Kalem, por su parte, dice: “Me sentí muy orgullosa de nuestro trabajo y muy alegre porque les di un motivo más de orgullo a mi hermano y mamá que estuvieron presentes en la premiación”.

Del premio de $10 mil, las chicas deben realizar una donación de $1000, la cual destinarían a un proyecto de réplica del sistema Yaku Thani en una zona rural de su país.

El segundo lugar

Carolina y Johana muestran una canasta con los productos de Cultivarme.

Carolina y Johana muestran una canasta con los productos de Cultivarme.

El segundo proyecto que aspiraba al premio era Cultivarme, de las estudiantes Johana Carmona (Promoción 2017, Colombia) y Carolina Aguilar (Promoción 2017, Costa Rica).

Cultivarme está basado en el formato de agricultura por contrato: una herramienta utilizada para garantizar comercialización previa de productos. Este concepto es determinado por la FAO como “un acuerdo entre agricultores y consumidores, empresas de elaboración y/o comercialización para la producción y abastecimiento de productos agrícolas para entrega futura, frecuentemente a precios predeterminados”.

La logística del sistema consiste en que los consumidores realicen pedidos semanales por medio de una página web, donde se publican los productos ofrecidos y se entrega a domicilio en el lugar establecido por el cliente, con el fin de promover la funcionalidad de un mercado justo.

Dentro de la comunidad, un grupo de funcionarios firmó un contrato y Carolina y Johana intermediaban con los agricultores de la comunidad y suplían la demanda.

Johana comenta: “Fue un plan piloto que se evaluó y se espera poder aplicar en otros lugares, que sirva como un proyecto de reintegración ciudadana a las comunidades. Sobre todo en mi caso estoy trabajando para ayudar a las víctimas desmovilizadas del conflicto armado en Colombia”.

Las estudiantes recibieron un premio de $2500 por su segundo lugar.

Sobre el Premio a la Sostenibilidad y The Sustainability Laboratory

The Sustainability Laboratory es una organización que comparte con EARTH la visión integral de la sostenibilidad, entendida como un equilibrio entre el ser humano y su entorno, de tal manera que su desarrollo no afecte al ambiente de modo adverso ni irreversible.

En 2017, tres jurados externos a la institución tuvieron la tarea de evaluar 13 proyectos participantes al Premio a la Sostenibilidad de los cuales resultaron 8 semifinalistas y 2 calificaron como finalistas.

Cada proyecto debía cumplir con los cinco principios de sostenibilidad definidos por la organización: el dominio material, que constituye la base para regular el flujo de materia y energía que permiten la existencia; el dominio económico, que brinda un marco guía para crear y administrar la riqueza; el dominio de vida, que constituye la base para el comportamiento apropiado en la biosfera y el dominio social, que brinda el soporte para las interacciones sociales.

Carolina, Kalem, Johana y Jhoselyn en la presentación de sus proyectos de graduación.

Carolina, Kalem, Johana y Jhoselyn en la presentación de sus proyectos de graduación.