Celebración del Día Global de la Dignidad 2018

Archivado en: Noticias EARTH
Fecha: 17 de octubre de 2018

La vida es una ola que se surfea dignamente

En 2006, tres jóvenes líderes iniciaron una conversación en el Foro Económico Mundial sobre la polarización del mundo, lo que nos divide y nos confronta. Haakon Magnus (príncipe heredero de Noruega), John Hope Bryant (CEO y fundador de Operation HOPE) y Pekka Himanen (filósofo y profesor) reflexionaron también sobre el deseo universal de las personas, en todas partes del mundo, de ser comprendidas y valoradas, para cumplir sus sueños y desarrollar su potencial.
De esos pensamientos, les surgió la necesidad de hacer algo que propagara los valores y principios detrás del concepto de “dignidad”. Así nació, hace diez años, el Día Global de la Dignidad.

La universidad EARTH decidió conmemorar por segundo año consecutivo esta iniciativa, la cual pretende unir a las personas con el principio de que todos merecemos vivir una vida digna, de acuerdo con los cinco principios de la dignidad que son, que cada persona:

Principio 1


Tiene el derecho de perseguir su propósito y significado en la vida, y de alcanzar su máximo potencial.

Principio 2


Merece vivir en sociedades que brindan acceso humano a la educación, la salud, los ingresos y la seguridad.

Principio 3


Tiene su vida, identidad y creencias respetadas por los demás.

Principio 4


Tiene la responsabilidad de crear las condiciones para que otros realicen su potencial, actuando para fortalecer la dignidad de los demás, construyendo una base de libertad, justicia y paz para si misma y las generaciones futuras.

Principio 5


Cree que la dignidad en acción significa enfrentarse a la injusticia, la intolerancia y la desigualdad.

En la celebración EARTHiana participaron estudiantes de la Universidad, funcionarios, miembros de facultad y jóvenes de la comunidad que asisten al Colegio Académico de Jiménez, una comunidad aledaña al Campus de Guácimo. Se trató de un encuentro para aprender acerca de la dignidad y de cómo este valor, esencial al ser humano, se concreta en experiencias prácticas y vivencias reales. 

El evento se estructuró en tres partes:

Parte 1. Sesión plenaria en la que se introdujo el tema.
Parte 2. Discusión y trabajo en grupos con facilitadores.
Parte 3. Sesión plenaria en la que se compartieron “historias de dignidad” de los participantes.

Canción a la Dignidad

Canción a la Dignidad

La primera sesión, arrancó con una canción a la dignidad, interpretada por Dasha Montcalm (Promoción 2020, Costa Rica), Pierre Ansdiere DENIS (Promoción 2021, Haití), Andrés Charpentier (Promoción 2020, Costa Rica), Joel Yantalema (Promoción 2018, Ecuador), David Torres (Promoción 2018, Ecuador), y Karen Marroquí (Promoción 2018, Guatemala).

El buen ritmo hizo lo suyo, poniendo al público en la mejor actitud para celebrar el día. “Llénate de amor, siente la buena energía, ¡acéptate!”, corearon los talentosos estudiantes junto a la música en vivo.

Más adelante, Arturo Condo, Rector de la Universidad, motivó a los participantes a tener una actitud de reflexión y explicó el concepto de dignidad.

Si vamos a ser líderes, debemos saber que el rol de un líder es hacer respetar y cuidar la dignidad de mucha gente. La propuesta de esta celebración es fortalecer y celebrar nuestra dignidad y la de las personas con las que vamos a trabajar por un objetivo común”, indicó Arturo Condo.

A continuación, el Rector presentó a Natalia Vindas, la invitada especial. Ella, con su relato creó un ambiente inspirador.

Natalia es una joven aventurera, viajera, seleccionada por Costa Rica en surf adaptado y usuaria de silla de ruedas. Es ingeniera civil, con estudios en Arquitectura, Turismo Accesible y un postgrado en Accesibilidad y Diseño para Todos. Actualmente, es Directora de Accesibilidad de Plura, empresa social que trabaja inclusión laboral de personas con discapacidad, accesibilidad y turismo inclusivo.

Ella sufrió un accidente de tránsito que afectó su columna. Como consecuencia del incidente, no puede caminar. Pero sí puede bucear, nadar y surfear.

Contando su historia de vida, invitó a los participantes a perseguir su propósito personal. Insistió en la importancia de alcanzar el máximo potencial y de cómo a veces debemos reinventarnos para perseguir ese propósito y no alejarnos de él, ayudando a otros a cumplir el suyo.

Natalia

Natalia Vindas, invitada especial

Con una metáfora sobre el mar, esta surfista, cerró su charla dejándonos un claro mensaje: “El mar, como la vida, es totalmente impredecible. Pueden venir olas perfectas. Uno remó, se posicionó mal en la tabla y se vino de “jupa”; sintió que se ahogaba. De repente, uno vuelve a salir y sigue viviendo. Se rema de nuevo y se espera la siguiente ola. Así es la vida. Se viven diferentes situaciones y de nosotros depende qué hacemos con ellas y el impacto que queramos tener en las personas que nos rodean”.

En esta primera sesión, también presentó su historia de vida un estudiante que sus compañeros respetan por su liderazgo orientado a la dignidad, como parte de una tradición que se quiere implementar.

Cristian Ixcayau

Cristian Ixcayau (Promoción 2018, Guatemala) contó cómo una situación familiar que vivió a los nueve años le cambió la vida. y que hoy esa es una de sus principales motivaciones. “Quiero hacer cambios en mi país, quiero seguir esforzándome y quiero construir, como dice la misión de EARTH, sociedades más prósperas, pero también más dignas”, agregó Cristian.

La segunda parte de la actividad fue una discusión y trabajo en equipos. Funcionarios y miembros de facultad se habían preparado previamente para guiar a los participantes en su reflexión y en la búsqueda de sus propias historias de dignidad.

Equipos

Sesiones de equipos

En las sesiones de equipos cada persona se comprometió a guardar de forma confidencial las historias de los demás.

Además, durante las sesiones, los participantes tuvieron oportunidad de enviarse una carta a ellos mismos con el compromiso de poner en acción los valores detrás de la dignidad, como la compasión, el respeto y el amor. Esa carta la recibirán el próximo Día Global de la Dignidad en 2019, con el fin de que puedan verificar el avance en sus objetivos y compromiso.

Durante la tercera y última parte de la celebración, algunos participantes decidieron, de forma voluntaria inspirar a los demás contando su historia de forma pública.

Luz

Luz Otálvaro (Promoción 2021, Colombia)

Luz Otálvaro (Promoción 2021, Colombia) explica lo que sintió al finalizar la actividad: “Me sentí feliz de participar y ser parte de una actividad tan bonita. Ver en los rostros de todos dibujada una sonrisa de felicidad hace que nos sintamos orgullosos de lo que somos. Que se reconozca el valor de este día es muy grato. Además, todas las historias expuestas, en especial la de Natalia Vindas, son historias ejemplo de superación y que demuestran que si se tiene persistencia todo es posible. Lo más importante es que hay que amarnos y aceptarnos. Considero que es de suma importancia celebrar este día, que se destine tiempo para analizar y reconocer el valor de las personas en nuestra vida”.

El evento culminó con alrededor de 400 personas decididas a, con actos cotidianos de dignidad, cambiar sus propias vidas y las de otros.

Si no estás en EARTH y quieres involucrarte más en la celebración del Día Global de la Dignidad, visita la página oficial de este movimiento: https://globaldignity.org/our-story/