¿Qué significa hacer ciencia? Cinco profesoras de EARTH nos lo cuentan

Archivado en: Historias EARTH
Fecha: 25 de febrero de 2021

Hacer ciencia puede significar muchas cosas y hacer ciencia con mirada de mujer, abre nuevos panoramas en un campo que, en otros tiempos, había sido dominado por hombres. Durante años, nuestra Universidad se ha esforzado por llenar las aulas y las fincas didácticas con hombres y mujeres jóvenes de distintas partes del mundo, todos dedicados a llenarse de conocimientos para poder generar un impacto positivo en el desarrollo social, económico y sostenible de sus comunidades. Con esfuerzo, EARTH ha logrado una equidad de género constante en el cuerpo estudiantil y, además, contar con una gran cantidad de mujeres sumamente calificadas en una facultad que se distingue por ser internacional, prestigiosa y única.

Ellas, las profesoras de nuestra Universidad son un pilar imprescindible para poder cumplir con nuestra misión. Ellas, además, son inspiración, son un motor que da vida a nuevas ideas, son una fuente de conocimiento y son mujeres que han logrado romper con estigmas para que otras puedan seguir sus pasos. Por eso les preguntamos ¿qué significa hacer ciencia?

Hacer ciencia es descubrir cosas nuevas

Retrato de Amanda Wendt.

Retrato de Amanda Wendt.

Amanda Wendt (Estados Unidos), profesora de Proyectos de Graduación e Investigación en EARTH, se enamoró de los bosques tropicales cuando estaba pequeña. En el segundo año de su carrera universitaria, visitó Costa Rica como parte de un curso y durante ese viaje entendió mejor el impacto de diferentes actividades productivas en los ecosistemas y las comunidades. A partir de entonces, decidió enfocar sus estudios en la interacción entre la vida silvestre, los bosques y el ser humano.  Realizó su doctorado en Regeneración de Bosques Tropicales y Ecología y ha dirigido proyectos de investigación para mejorar la salud de la vida silvestre y su entorno.

Para Amanda, la ciencia es la generación sistemática de conocimiento, es el vehículo para entender y generar esa información y para poder explicar cómo aplicarla. Hacer ciencia es descubrir cosas nuevas, usando métodos científicos u otros, para estar seguras de que esa información es confiable.

“Soy afortunada de hacer ciencia mientras escucho a los monos y a las lapas comer almendros. Soy afortunada de que esta sea mi carrera y de vivirla intensamente, de ensuciarme con el bosque, de envolverme con el ecosistema. Cuando camino en la naturaleza veo y comparto con otros lo que descubro en las interacciones del bosque, como cuando observo una fruta en el suelo y toco las marcas de los roedores que comieron de ella, y me doy cuenta de que esa acción me habla de dispersión de semillas, de movimiento, del lugar en el que va a nacer la siguiente generación de esa especie de plantas. Y eso, es hacer ciencia”.

Hacer ciencia es hacer magia

Retrato de Mildred Linkimer.

Retrato de Mildred Linkimer.

Mildred Linkimer (Costa Rica) era una niña curiosa. No paraba de preguntar el porqué de las cosas y siempre intentaba responder ella misma sus preguntas. Entró a estudiar agronomía cuando solo había dos chicas en la carrera. Ser una mujer en ese espacio implicó una serie de retos, principalmente para demostrarle a sus profesores que ella también era capaz de hacer lo que sus compañeros hacían. Avanzó con firmeza en su camino profesional y realizó un doctorado en Energías Renovables en Alemania. Desde joven, su motor para dedicarse a la ciencia es analizar el impacto que tiene el ser humano en el planeta y buscar soluciones para que ese impacto sea más positivo, por eso su principal interés está en las bioenergías. “La electricidad es un privilegio y saber que una tiene la posibilidad de enseñarle a otras personas que hay formas de generar su propia energía, eso es invaluable”, comenta.

Mildred dando clases en EARTH.

Mildred dando clases en EARTH.

Desde hace más de 15 años, Mildred es profesora del curso Física General y los electivos de Energías Renovables en EARTH. Además, codirige el Centro de Investigación y Desarrollo de Energías Renovables (CIDER) y realiza investigaciones, de la mano con estudiantes y comunidades, sobre bioenergía.

“Hacer ciencia es hacer magia, es responderse preguntas, es fomentar la curiosidad, es experimentar. Hacer ciencia es prueba y error y es un aprendizaje continuo, una nunca para de descubrir cosas nuevas y crecer. Es mágico”. 

Hacer ciencia es hacer investigación aplicada

Retrato de Ana Cristina Tamayo.

Retrato de Ana Cristina Tamayo.

Mientras Ana Cristina Tamayo (Colombia) era estudiante de Agronomía, trabajaba para una empresa dedicada al cardamomo en su país. Su labor estaba basada en la gerencia agropecuaria hasta que un día se involucró en un proyecto de mejoramiento genético del cultivo y entonces ya no hubo marcha atrás: la genética era lo suyo. Realizó una maestría en Biotecnología y fue capaz de abrirse un espacio importante en un contexto dominado por hombres, fue capaz de hacerse escuchar y de lograr cosas grandes aún siendo joven. Su trabajo no era sencillo, la guerrilla y los paramilitares estaban presentes en la zona en la que trabajaba y seguir su pasión representaba también un acto de valentía cotidiano.

Ana Cristina trabajando en el laboratorio.

Ana Cristina trabajando en el laboratorio.

En el 2002 decidió viajar a Costa Rica para convertirse en la profesora de Genética Aplicada en EARTH. Además de la docencia, Ana Cristina se ha involucrado en proyectos de investigación basados en la biotecnología, el mejoramiento genético y en la biología molecular. También realizó un doctorado en Educación y sigue vinculada en investigaciones relacionadas con el cardamomo en países como India y Colombia.

“Para mí, hacer ciencia puede ser estar en el laboratorio haciendo compuestos o investigando procesos moleculares y también es estar en el campo, haciendo una experimentación con un productor y aplicando los procesos de una investigación. No veo a una cosa sin la otra. La ciencia es la investigación aplicada”.

Hacer ciencia es cuestionar

Retrato de Paola.

Retrato de Paola.

Cuando era una niña, Paola Chavarría (Costa Rica), estaba llena de preguntas y tenía una urgencia constante por buscar respuestas. Siendo una adolescente, entró a un colegio científico y se dio cuenta de que en la ciencia podía no solo encontrar esas respuestas, sino también soluciones a muchos de los problemas cotidianos del mundo. Se enamoró de lo sistemáticos que eran los procedimientos y de lo mucho que podía experimentar mientras aprendía cosas nuevas. Decidió que la química era lo suyo y se especializó en esta rama.

Realizó su maestría en Química Agrícola y Nuevos Alimentos porque para ella, esa es una forma de hacer que la ciencia sea altruista, haciendo que los alimentos sean una herramienta para prevenir o reducir riesgos de enfermedades, no solo en los seres humanos sino también en la vida silvestre. En EARTH, Paola se desenvuelve como profesora de los cursos Procesos Químicos Orgánicos y Procesos Químicos Inorgánicos y Bioquímicos y también continúa con proyectos de investigación relacionados a métodos de análisis, formulación de productos y estudios de interacciones químicas.

Retrato de Paola.

Retrato de Paola.

 

“Hacer ciencia es dar respuestas y solucionar problemas. A veces parece que la ciencia está alejada de la vida cotidiana, pero la vivimos todos los días en todo lo que hacemos”.

 

 

Hacer ciencia es experimentar

Retrato de Alex trabajando en el bosque.

Retrato de Alex trabajando en el bosque.

Cuando Alex Gilman (Inglaterra) estaba en la escuela secundaria, tenía la certeza de que quería ver el mundo y de que no estaba lista para la universidad. Decidió trabajar como secretaria durante cuatro años y ahorrar lo suficiente para poder viajar como mochilera por los distintos continentes, pero Alex quería viajar de una forma consciente, quería aprender sobre otras culturas y descubrir la naturaleza en otros lugares. Así lo hizo y así fue como descubrió que, mientras avanzaba y veía diferentes paisajes, estaba más interesada en entender cómo se formaban. Después de un viaje de dos años, decidió estudiar Geografía Física y Geología.

Su vida nómada no terminó ahí: Alex siempre buscó estar lejos de trabajos de oficina y en cambio se fue a estudiar el bosque lluvioso en Bolivia, se fue a hacer un doctorado en Biología en la Universidad de California, en Los Ángeles y se involucró en proyectos en países como Sudáfrica, Chile y Costa Rica, en donde llegó para trabajar en su tesis y más adelante, para desenvolverse como profesora del curso Ecología Aplicada en EARTH. Desde entonces, además de su labor como docente, ha trabajado en proyectos de investigación relacionados con la salud de los ecosistemas y la restauración de los bosques tropicales.

“Lo lindo de hacer ciencia es que se necesita siempre ser creativa, poder ver los huecos de desconocimiento y tener la creatividad de generar nuevos proyectos para hacer que la ciencia avance. Para mí hacer ciencia es tirarme en la tierra con un montón de equipo, estudiar todas las versiones para llevar a cabo un procedimiento y a través de la experiencia, buscar nuevas formas de llegar a un resultado. Para mí la ciencia es experimentar, como lo hacemos en EARTH con el modelo educativo”.