¡Nuestro Programa de Español cumple 10 años!

Archivado en: Historias EARTH
Fecha: 31 de Agosto de 2021

Para nuestros estudiantes, llegar a EARTH es posible cuando se traza un camino con mucho esfuerzo y perseverancia. Para algunos de ellos, se trata inclusive de aprender a hablar una nueva lengua y en el proceso, hacer una inmersión total en una cultura que contrasta de muchas maneras con la suya. Nuestro Programa de Español e Inducción Intercultural nació como una respuesta y un apoyo hacia ese esfuerzo constante de las y los estudiantes no hispanohablantes que provienen de distintas regiones de África, el Caribe y Suramérica.

Jóvenes de distintas nacionalidades forman parte del Programa.

El 26 de agosto, el Programa cumplió 10 años de existir y de prevalecer como un compañero fiel para las y los 310 estudiantes, de 33 países, que se han formado y se han apropiado del idioma, gracias al trabajo dinámico de las profesoras de español, y de las distintas unidades que apoyan el proceso de aprendizaje.

“Soy uno de los primeros estudiantes del programa y tengo que decir que  logré todas mis metas con ayuda de las profesoras. Las y los estudiantes que vengan pueden lograrlo también, poniendo todo su esfuerzo en el estudio. Todo es posible”, comenta el graduado Niyi Omidire
(Promoción 2015, Nigeria)
.

La música es parte del aprendizaje.

¿Cómo funciona el programa?

Antes de la pandemia por COVID-19 y desde el inicio, los estudiantes de primer ingreso no hispanohablantes viajaban a Costa Rica cinco meses antes de empezar el curso lectivo en la Universidad. Ellos recibían clases de español en el campus de Guácimo, Limón, y durante esos meses, vivían con familias en las comunidades aledañas. Al iniciar el curso lectivo en enero de cada año, se movilizaban al campus para vivir en las residencias estudiantiles. Este proceso permitía una mejor transición cultural para los estudiantes y al mismo tiempo, generaba una mayor cercanía entre las comunidades, las familias anfitrionas y la Universidad.

La profesora Emilia junto a dos de sus estudiantes.

“El programa es un puente para que más personas se acerquen a sus objetivos: primero, somos un puente para que los estudiantes no hispanohablantes lleven mejor sus procesos educativos y a la vez, somos un puente para que las familias de las comunidades aledañas sean inmersas en la multiculturalidad que ofrece nuestra Universidad. Una vez tuvimos a 5 estudiantes viviendo en la misma calle, en la comunidad de Mercedes, y eso generó una gran riqueza y un intercambio cultural invaluable”, cuenta Patricia Montero, Coordinadora del Programa de Español.

En el 2020 y como parte de todo el proceso de adaptación del Programa Académico de EARTH, las y los estudiantes no viajaron cinco meses antes, sino que recibieron el curso en un formato virtual desde sus países de origen. Las profesoras del idioma se capacitaron y adaptaron cada una de sus lecciones a la virtualidad, sin perder la esencia, la vitalidad y la cercanía que buscan generar cada año, sabiendo que son ellas esa primera puerta para los estudiantes que están por comenzar su trayectoria en EARTH.

La profesora Azalea comparte comidas tradicionales con sus estudiantes.

Y es que sin duda, las profesoras se esfuerzan por hacer que sus clases sean dinámicas, refrescantes y hasta divertidas. Azalea Morales, una de las profesoras que está desde el inicio del programa, utiliza la música y canciones populares latinoamericanas para enseñar a los estudiantes desde los elementos más básicos de la gramática, hasta los más complicados, como los tiempos verbales del modo subjuntivo. Este tipo de enseñanza, basada en el Enfoque Comunicativo, permite que se aprenda la lengua poniéndola en práctica desde el día uno del proceso de enseñanza.

Cultura y trajes tradicionales.

Para lograr la conexión cultural que se busca todos los años, en el 2020 también se implementó el llamado Programa de Estudiantes Anfitriones, como respuesta a la necesidad de poner a los estudiantes a conversar y a mezclarse con personas hispanohablantes a pesar de la distancia. Para llevarlo a cabo, estudiantes latinoamericanos de otros años de carrera, firmaron una carta de compromiso para convertirse en amigos y amigas con el fin de ayudar a los estudiantes de primer ingreso a practicar el español y mejorar día con día.

“Creo que, con visión, todo se puede. Esta consigna nos ha permitido adaptarnos a los cambios y poner el sello EARTH en lo que hacemos. Todos los años mejoramos. Los estudiantes evalúan a las profesoras y siempre hay un sazonador diferente. Estamos en constante crecimiento. Por ejemplo, la profesora Emilia Villalobos desarrolló una serie de libros propios para los cursos que se ajustan al lenguaje de la Universidad. Sin duda, cada año tiene su toque especial y el 2020, por supuesto, nos marcó porque tuvimos que capacitarnos y adaptar nuestras clases e incluso nuestros tiempos por el cambio de horario de las y los estudiantes que se encontraban en África. Fue un reto que nos dejó muchas enseñanzas”, agrega Patricia.

 El empeño que ponen los jóvenes en aprender la lengua es impresionante. En pocos meses, son capaces de tener conversaciones y de llevar cursos académicos en los que deben aprender vocabulario técnico, en muchos casos, sumamente complejo. Ese esfuerzo es digno de admirar y de aplaudir. El acompañamiento que brindan las profesoras durante los 12 meses del Programa de Español es esencial para que los estudiantes puedan dar la talla a nivel académico y social.

EARTH celebra con orgullo que el trabajo que se ha hecho durante diez años ha tenido, y seguirá teniendo, grandes frutos.

Todas las fotografías de este feature fueron tomadas antes de la pandemia.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.