Valodia Flores: la cara del éxito colectivo

Fecha: 19 de Noviembre de 2021

Retrato de Valodia.

Un 7 de enero del 2006, Valodia Flores (Promoción 2009, Nicaragua), con tan solo 17 años, se subió a un bus, vio a su madre por la ventana llorar de alegría y orgullo y, sin pensarlo mucho, emprendió el camino que la llevaría desde Nicaragua hasta EARTH en Costa Rica, un espacio que, para ella, se convirtió en un hogar, en un refugio, en una bendición. Todo era nuevo ante sus ojos y aunque la experiencia cada tanto podía resultar abrumadora, decidió sacar provecho a cada momento y oportunidad para aprender, para dar lo mejor de sí misma, y para sembrar semillas de esfuerzo y perseverancia que hoy, quince años después, han dado grandes frutos.

Valodia en Leads Mujer.

Este año Valodia fue nombrada por la revista Forbes como una de las 100 mujeres más influyentes de la región centroamericana; ganó el primer lugar de Leads Mujer, un programa de apoyo empresarial para emprendedoras centroamericanas, impulsado por INCAE Business School, en el que aplicaron más de 1700 mujeres. Además, ella y su familia han hecho crecer grandemente Codornic, una empresa dedicada a la producción y venta de huevos de codorniz, en la que, por el momento, 16 familias han sido involucradas para la producción de los huevos. Por otro lado, después de haber ejercido el cargo de Subgerente de Operaciones en Walmart-Nicaragua, actualmente Valodia se desempaña como Gerente Agrícola en una empresa dedicada al cultivo de yuca en su país.

Algunos de los productores de huevos.

Codornic, la empresa con la que ganó cada fase del Leads Mujer, engloba todo lo que Valodia considera necesario para alcanzar el éxito personal y colectivo. “En el 2018, la tasa de desempleo activa subió al 7%, podíamos ver a una cantidad de gente sin nada que hacer, sin oportunidades, sin opciones; entonces, decidimos incluir a 2 codornicultores, luego pasamos a 8, hasta que escalamos a los 16 con los que trabajamos hoy en día. Esta es una oportunidad para las familias porque es un proyecto que les permite, en un área sumamente pequeña, tener un ingreso fijo”, cuenta Valodia, quien entiende que su negocio es exitoso no solo porque ha pasado de vender 45 cajas de huevos a 850 cajas por semana, sino también porque involucra la creación de nuevos empleos y de nuevas oportunidades que impulsan el desarrollo de su país a través de un negocio que, aunque es poco común, está teniendo un crecimiento exponencial.

Huevos de codorniz.

Entre los 16 involucrados, Valodia trabaja en conjunto con una cooperativa de mujeres en la que la mayoría son amas de casa y abuelas que están criando a sus nietos porque sus hijas tuvieron que migrar. Trabaja también con un carpintero que tuvo que dejar su labor por la falta de materia prima para dedicarse a su oficio. Trabaja también con profesionales que se relacionan con el Ministerio de Salud de su país. Todas son personas que, como ella, quieren quedarse en donde están, luchando por mejorar las condiciones de vida de sus comunidades.

“Regresar a mi país era algo que yo tenía muy claro desde el inicio. Yo invito a todos mis colegas, y futuros colegas a que traten de retornar a su país, que no tengan miedo. Los primeros años son una inversión porque la experiencia es difícil, pero vale la pena conectar con tu vena, con tu origen”, agrega.

Esa joven que se subió a un bus hace tantos años para venir a EARTH, hoy cuenta entre lágrimas su historia, con humildad y agradecimiento, sabiendo que cada paso que ha dado en su camino, lo ha dado con la esperanza de crear un mundo mejor.

Y Valodia, sin duda, lo está logrando.