Un nuevo edificio residencial: una nueva oportunidad de crecimiento

Archivado en: Noticias EARTH
Fecha: 30 de julio de 2020

Todos los edificios de la residencia estudiantil en el campus de Guácimo, en Limón, y en el campus La Flor, en Guanacaste, tienen nombres de árboles. Es una metáfora con mucho sentido: cada vez que se ponen los cimientos para construir un nuevo edificio, es como sembrar una semilla y ver como un árbol crece para convertirse en un hogar. Los edificios más viejos, que tienen un poco más de 30 años, así como los más nuevos, han sido hogar para casi 3,000estudiantes, graduados y pasantes que vienen de todas partes del mundo. En esos espacios se forjan nuevas ideas, se crean vínculos que perduran en el tiempo y se vive el entusiasmo y el esfuerzo de las personas que llegan a EARTH con la ilusión de convertirse en líderes de cambio.

El campus de Guácimo, en Limón.

El campus de Guácimo, en Limón.

En el 2016, el programa Hospitales y Escuelas Estadounidenses en el Exterior (ASHA) de USAID, aprobó un presupuesto significativo para la construcción de un nuevo edificio residencial para los estudiantes de intercambio y pasantías. El proyecto se ha retrasado por aspectos técnicos y por las condiciones globales que ha traído la pandemia por COVID-19, sin embargo, se proyecta que, para diciembre del 2020, el edificio va a estar listo para ser habitado. Algunos avances ya son notables: el área está cercada, ya están puestas las metidas temporales de agua potable y electricidad, se han empezado a hacer las fundaciones y los rellenos y se han expandido las calles internas de la residencia estudiantil. Los cimientos están ahí, listos para germinar.

El apoyo de ASHA ha sido elemental para poder dar forma a un edificio moderno y único. “El edificio es completamente distinto a todo lo que hemos diseñado antes. Va a tener 12 habitaciones individuales, un área de cocina, una sala de estar y un cuarto de lavandería. Está en una zona rodeada de bosque en el extremo del área residencial. También va a tener otros acabados y va a ser equipado de una nueva forma, para que sea más práctico y funcional. En general, el edificio rompe con lo tradicional y el diseño es moderno y actual”, menciona Luis Carlos Ruiz, Coordinador de Proyectos de Construcción en EARTH.

La residencia estudiantil en el campus de Guácimo.

La residencia estudiantil en el campus de Guácimo.

En un inicio, el presupuesto también iba a funcionar para construir un nuevo edificio residencial en el campus La Flor, sin embargo, con la pandemia se midieron las prioridades y se hizo una modificación: los fondos destinados a ese edificio van a ser utilizados para mejorar las condiciones del agua potable en ambos campus. En La Flor, se restaurará el llamado “cuarto de máquinas” en donde están las bombas, los sistemas de filtración y los tanques de captación. En el campus de Guácimo se creará un nuevo pozo de agua para cumplir con la demanda, principalmente en tiempos en los que es tan necesario el acceso al agua para la salud y el bienestar de las personas.

ASHA ha mostrado apertura para hacer los cambios necesarios en la propuesta inicial, según las condiciones actuales. El programa ha sido un motor para que EARTH pueda colocar nuevos cimientos, nuevas semillas que se transformarán en árboles que traerán consigo, frutos de transformación positiva para todo el mundo.

Para saber más sobre el aporte de ASHA puedes hacer click en este enlace.