Marcos Antil: el guatemalteco que florece

Archivado en: Noticias EARTH
Fecha: 19 de diciembre de 2019
Fotografía de un hombre sonriendo vistiendo ropa tradicional de Guatemala. Detrás de él árboles

Marcos Andrés Antil

Marcos Andrés Antil tiene algo claro: la vida le ha enseñado que debe ser un servidor y un soñador y que para serlo, las reglas del juego pueden cambiar. El 6 de diciembre, Marcos, Orador de Fondo durante la Ceremonia de Graduación 2019, contó parte de su historia para inspirar a los 114 graduandos y graduandas a seguir, a luchar, a soñar y a cambiar las reglas del juego cuando sea necesario.

A los 14 años, Marcos tuvo que dejar su país natal, Guatemala, para migrar a los Estados Unidos. Lo hizo por tierra, como lo hacen tantos inmigrantes hoy en día que cruzan países enteros huyendo del hambre, la violencia y las guerras. Marcos y su familia huían de todo eso. Dejaron su hogar para buscar refugio y para tener una vida digna. Él lo dejó todo pero nunca se olvidó de sus raíces. “Yo, Marcos Antil, soy maya q’anjob’al, guatemalteco, migrante, hijo, hermano, esposo, padre y emprendedor tecnológico”, dice orgulloso cuando se presenta.

Después de grandes esfuerzos por estudiar en los Estados Unidos, Marcos se graduó de la universidad y emprendió su propio negocio, una empresa a la que llamó XumaK que actualmente ofrece servicios de mercadeo digital y comercio electrónico a las compañías más grandes del mundo en más de 25 países. “XumaK significa florescencia en mi idioma natal, el Maya q’anjob’al, y representa la acción de plantar una semilla, regarla, cuidarla hasta verla florecer”, explica Marcos frente a los más de 1,000 asistentes.

Fotografía de hombre hablando desde un podio. En el fondo pantallas

Marcos durante la Ceremonia de Graduación 2019

También habla sobre obstáculos, carencias, sacrificios y una realidad que golpea constantemente. Todo esto para dejar claro que pase lo que pase, estamos hechos de sueños posibles y certeros. “¿Cuál es tu sueño?” — pregunta — “Como esa flor que todo lo llena con su presencia, soñar te enseña a no rendirte nunca. Soñar te enseña a no perderte, a nunca resignarte a la derrota, y ante cualquier caída, tu sueño se convierte en visión clara y te da fuerza para volver a intentarlo, hasta lograrlo”.

En su adolescencia, Marcos tuvo todas las reglas del juego en su contra, pero con su perseverancia, él las cambió. Sembró semillas a su paso, las vio florecer y ahora recoge el fruto de sus sacrificios con el afán de servir a los demás. Marcos invita a los graduandos y graduandas a hacer lo mismo: “Además de sus profesores, mentores, familiares y amigos, nuestra Madre Tierra les mira hoy con orgullo. También con esperanza. He aquí un grupo de jóvenes, dice nuestra Madre Tierra, formados en desarrollo sostenible, ética, búsqueda del conocimiento y de la biodiversidad, listos para cambiar el mundo, listos para lograr sus metas, listos para cambiar las reglas del juego”.

En EARTH tenemos algo claro: Marcos Andrés Antil es un referente, un líder ilustrado que huyó de un conflicto armado pero que volvió a su tierra para crear oportunidades a través de XumaK. Volvió a su país para que otros jóvenes no tengan que pasar por lo que él pasó, para invitarlos a soñar y a florecer. Marcos, como las y los estudiantes de EARTH, es un hacedor de ideales y ambiciones, es un agente de cambio que atraviesa obstáculos, implacable, hasta conseguir sus metas, mientras extienda la mano para que otras y otros lleguen a la cima junto a él.