We Are One Project: un mensaje de esperanza en el planeta

Archivado en: Noticias EARTH
Fecha: 27 de septiembre de 2019

En abril del 2019, los tahitianos Moana Van Der Maesen y Hiroana Putoa, partieron de su país, ubicado en la Polinesia Francesa, hacia la Isla de Pascua en Chile para el inicio de un viaje extraordinario, extenso, emocional y cargado de vivencias únicas.

Las prácticas sostenibles, energías renovables, las grandes áreas de conservación, las leyes y proyectos de ley en pro del ambiente fueron las principales razones que trajeron a estos activistas hasta Costa Rica y a su vez, a la Universidad EARTH.

Fotografía de dos hombres sonriendo, detrás de ellos un edificio.

Moana Van Der Maesen y Hiroana Putoa

Moana considera a la Universidad como una utopía, un micromundo que logra reunir personas de muchos países y generar un cambio a través de ellas. “Este es un lugar de paz que ha logrado inspirarnos. Sin duda el mundo necesita más universidades como EARTH. Es una luz de esperanza entre tanta oscuridad causada por la crisis ambiental”.

Los ambientalistas llamaron a su viaje: We Are One (Somos Uno). Su visión es compartir con el mundo buenas prácticas sostenibles que ya se realizan en diferentes países y llevar un mensaje de conciencia ante la alarmante crisis ambiental. “Este es el proyecto de dos jóvenes tahitianos que tenemos el sueño de salvar a nuestro país. Hemos visto las consecuencias del cambio climático como el incremento en el nivel del mar y la temperatura, blanqueamiento de los corales, y la presencia de plásticos en el mar provenientes de otros países”, explicó Moana.

We Are One es el llamado de un país que necesita la ayuda de los demás. Creemos que cada persona puede generar un impacto sin importar su realidad. Queremos reconectar a las personas con la naturaleza y entre nosotros mismos y así demostrar que somos uno”, comentó Hiroana.

We Are One invita a todas las personas a tomar acción y creer en sus capacidades. “Debemos intercambiar conocimiento para llegar a soluciones reales para generar un cambio. Claro, hay muchos obstáculos en el camino, pero sí podemos lograrlo”, afirmó Hiroana. Ambos refuerzan la necesidad de reconectarse con la naturaleza, entender que el mundo es uno solo; promueven, además, los valores del amor y la esperanza como principales medios para alcanzar sus objetivos.

Fotografía de tres hombre caminando, detrás de ellos un árbol y un edificio.

Maona, Hiroana y Arnoldo Ávila (Coordinador de la Unidad Académica de Producción Orgánica)

Durante su tiempo en EARTH pudieron conocer iniciativas como la finca orgánica y diversos proyectos de investigación y desarrollo de soluciones innovadoras. Además, presentaron su proyecto ante personas de más de 40 países, quienes reforzaron no sólo la visión global y a la vez unificada que deben tener temas como la sostenibilidad, si no que les enseñaron proyectos que ellos y ellas mismas están llevando a cabo o desarrollando para asegurar la subsistencia y mejorar la calidad de vida de quienes habitamos el planeta.